Gas Radón en Almería

El radón es un gas inodoro, incoloro e insípido que se produce por la desintegración radiactiva natural del uranio que está presente en las rocas y en el subsuelo. Este gas se libera fácilmente al aire donde se desintegra y forma productos de breve duración conocidos descendientes del radón. En el proceso de desintegración, emiten partículas alfa radiactivas y se adhieren a los aerosoles y otras partículas suspendidas en el aire. Estas partículas radiactivas pueden dañar las células que recubren los pulmones si son inhaladas durante largos períodos de tiempo pudiendo provocar cáncer de pulmón.

Al aire libre el radón no presenta ningún problema, pero si accede al interior de los inmuebles e inhalamos este gas durante largos períodos de tiempo puede suponer un grave problema para la salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hasta un 14 % de los casos de cáncer de pulmón están ocasionadas por la exposición al radón en el interior de los edificios.

Existen en España zonas con altas concentraciones. Galicia, Extremadura y la sierra norte de Madrid son las más afectadas. Ver mapa >>

Un reciente estudio ha encontrado la misma problemática en Almería, el cual califica como zonas de actuación preferente los siguientes municipios:

  • Abrucena
  • Alcudia de Monteagud
  • Bacares
  • Bayarque
  • Benizalon
  • Castro de Filabres
  • Gérgal
  • Laroya
  • Ohanes
  • Olula de Castro
  • Senés
  • Sierro
  • Tahal
  • Velefique

A pesar de que Unión Europea obliga a todos los países miembros a realizar mediciones de radón para establecer medidas de protección en aquellas viviendas en las que pueda haber altas concentraciones, España lleva ya 4 años sin trasponer la directiva europea de protección contra el radón.

La directiva hace también obligatoria la necesidad de informar a los ciudadanos sobre los riesgos para la salud ante la exposición a altas concentraciones de radón en recintos cerrados y la importancia de realizar medidas para evitar que el radón entre en los edificios así como de las medidas que existen para mitigar el radón en las viviendas.

En Radón Control® somos conscientes de la problemática que puede suponer para la salud convivir con altas concentraciones de gas radón en interiores. Conocer los niveles de radón tiene una solución sencilla y económica, y es realizar una medición.

Las mediciones de radón son la única manera de conocer los niveles de radón existentes en el aire interior. En función de los niveles de radón detectados deberán realizarse una serie de actuaciones para mitigar el radón existente y devolver a la vivienda niveles seguros, que en ningún momento deberán superar los 300/Bqm3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú